Aunque mucha gente es capaz de cambiar sus propios neumáticos, es más rápido, fácil y seguro dejar que lo haga un profesional. El manual del propietario del vehículo especificará la pauta de rotación adecuada y el calendario que corresponda a tu vehículo. Si no se indica un calendario específico, una buena norma es la de rotar los neumáticos cada 8.000 ó 10.000 kilómetros.

marcas_neumaticos

Equilibrado de los neumáticos

Los neumáticos mal equilibrados provocan vibraciones, lo cual puede suponer que el conductor se fatigue antes y que los neumáticos sufran un desgaste prematuro e irregular, así como un desgaste innecesario de la suspensión del vehículo. Los neumáticos deberán equilibrarse en el momento del montaje en las ruedas por primera vez, o cuando se vuelvan a montar después de una reparación. Habrá que comprobar el equilibrado de los neumáticos en cuanto aparezca el menor indicio de vibración o trepidación.

Inflado de los neumáticos

Es muy importante que compruebes el inflado de tus neumáticos con un medidor exacto de presión, al menos una vez al mes. Si los neumáticos están demasiado hinchados o poco hinchados, puede producirse un desgaste anormal y excesivo, que a su vez puede provocar un sobrecalentamiento de los neumáticos, un mayor consumo de combustible o incluso un peligro importante como un reventón. Comprueba la presión con los neumáticos fríos y sin que hayan sido utilizados recientemente. Si conduces, aunque sólo sea un par de kilómetros, la presión de los neumáticos aumentará y la lectura de la presión no será por lo tanto la adecuada. Si los neumáticos pierden presión continuamente, es un indicativo de que existe un problema con el neumático o con el ensamblado de la rueda. Consulta inmediatamente a un proveedor de neumáticos si tienes este problema.

Reparación de los neumáticos

La reparación de los neumáticos deberá realizarse en un taller especializado. El procedimiento de reparación adecuado consiste en desmontar el neumático de la rueda para inspeccionarlo con detenimiento y comprobar si tiene daños; luego, hay que utilizar parches y tapones para reparar los pinchazos que puedan ser reparados según las directrices.